El Valencia sub-21 entra en crisis

El Valencia sub-21 entra en crisis tras no fichar a nadie en el mercado de fichajes del verano 2020. Javi Gracia ha llegado a Valencia y ha sido engañado, desde las primeras promesas que le hicieron. Le aseguraron que habría más salidas que fichajes, pero también habría fichajes. Y si se descuidan hasta se va Kondogbia. Vemos lo que ha sucedido en la capital del Turia.

Muchas salidas y ni un sólo fichaje

La gestión de Meriton ha sido catastrófica. Peter Lim dio orden de aligerar el peso salarial de la plantilla, en parte por la mala gestión y en parte por la crisis del coronavirus. El resultado es que muchos jugadores han salido gratis, para no pagarles el sueldo y otros a precio de risa. 5 titulares indiscutibles y otros tantos que daban fondo de armario. Ahora el equipo se encuentra muy debilitado, con respecto a la temporada anterior. Han tenido que echar mano de la cantera, con jugadores sin experiencia. Esta temporada el Valencia podría pelear por no descender. Ya lo dijo Cañizares en la cadena Copa: el objetivo del Valencia CF esta temporada es echar a Meriton del club y sobrevivir. No hay más.

Javi Gracia se siente traicionado y se plantea la dimisión

Lo cierto es que el entrenador del Valencia está muy decepcionado con la gestión. Y no sólo eso: se siente engañado. Ya estaba tirando de cantera para completar el equipo, al que no le llegaba con los jugadores del primer equipo. Pedía expresamente Capoue, que es un mediocentro organizador que vendría para ser titular. Garantizó el rendimiento desde el primer partido y sólo costaba 3 millones de euros. Además el técnico había convencido al jugador para que viniera, pero el equipo no quería pagar más de 1 millón, incluso hablaban de más salidas para fichar a este titular a precio reducido. Por tanto la decepción ha sido absoluta.

El Valencia sub-21 entra en crisis

El Valencia sub-21 entra en crisis y tendrá que revisar objetivos

Este año el Valencia aspira a no bajar a segunda. Con suerte estará en mitad de tabla sin sustos, en una temporada más que discreta. Pero no se espera nada más debido a le pésima gestión. Sin embargo el técnico, que es el ideal para esta situación, no se ve con fuerzas de levantar este equipo. De hecho poco se puede hacer con una plantilla cuya edad media es de 21 años. Ya no es por la edad de los jugadores, sino porque la mitad de ellos vienen del Valencia Mestalla y no todos están capacitados para dar el salto.

Por suerte si hay algunos jugadores preparados, que están sorprendiendo y pueden dar la talla. Hablamos de jugadores ya formados como Toni Lato, Lee Kang-in o Hugo Guillamón. Pero luego hay otros que deben ser importantes (porque no hay nadie mejor en sus posiciones) y no dan la talla, como Vicente Esquerdo, Yunus Musah o Koba Lein Koindredi. Al menos tendrán que entrar en las rotaciones. Y luego hay otros que son pura incógnita como Álex Blanco, Thierry Correia o Uroš Račić. Y los veteranos que se han quedado están para el arrastre, como Kevin Gameiro, Denís Chéryshev o Eliaquim Mangala. Con todo se antoja un panorama muy negro. La única salida es echar a Peter Lim. Pero… ¿quién compra su parte? Porque el magnate singapurense vende.

Deja un comentario