Saltar al contenido

Celebración por el Centenario y la Copa

06/02/2019
Celebración por el Centenario y la Copa

Al principio de la temporada parecía que la temporada iba a ser negra… justo el año del Centenario. Pero los jugadores dieron todo lo que tenían dentro, sufriendo por ganar cada partido y a mitad de temporada comenzaron una dinámica muy buena. Hasta que en los momentos decisivos jugaron a muy buen nivel y superaron incluso los objetivos. Y por tanto, la celebración por el Centenario y la Copa fue por todo lo alto. La fiesta se prolongó varios días, con multitud de aficionados en las calles y una alegría que no se podía disimular. No era para menos, 9 años después el Valencia CF volvió a levantar un título. ¡Y contra el todopoderoso Barcelona nada menos!

Celebración por el Centenario y la Copa: 100 años de historia coronadas con éxito

No vamos a hablar más de la final, ya que lo hicimos de forma extensa en el artículo el Valencia gana la Copa del Rey en su Centenario. Ahora nos vamos a extender hablando de la celebración, de los actos que se vieron días después y de cómo Mestalla vivió la consecución de un éxito tan grande. Fue una auténtica locura. Jugadores y afición fueron un sólo alma. Gritaron, festejaron y lo describieron como un sueño. El mismo capitán dijo en declaraciones que eso que habían logrado era su sueño. No era para menos: las calles estaban colapsadas de gente, las banderas ondeaban y Mestalla era un hervidero.

Celebración por el Centenario y la Copa

La grada cantaba al son de Queen el famoso We Are the Champions. Habían lágrimas de alegría… y la piel de gallina. Se corearon los nombres de Parejo, Soler y hasta se olvidó del gafe de Guedes. Todo quedo como una simpática anécdota y que tenía otro año para demostrar su valía como jugador. Sin embargo muchos otros salieron reforzados como el mismo Parejo, Soler (que le ganó una carrera a Jordi Alba) o José Gayá (ya es convocado por la selección).

Alegría desbordada en Valencia

Nunca antes había visto celebrar tanto un título. Ni siquiera la Copa del Mundo de España en 2010. Los sentimientos se pusieron a flor de piel, sobretodo escuchando esas canciones tan grandiosas que provocan tantas emociones y pasiones. Los jugadores festejando sobre la terraza del autobús disfrutaron como nunca. Tanto esfuerzo había merecido la pena. Tantas lesiones, tanta escasez de goles, tanto sufrimiento que fue recompensado con creces. Y es que la gran celebración por el Centenario y la Copa no podía ser menos, porque empezando tan mal… y logrando tanto éxito. Hemos visto empezar a crecer a jugadores como Ferrán Torres o Kang-in Lee. Hemos visto sobreponerse a las adversidades y ver una gran versión de jugadores como Parejo, Gameiro o Coquelín. Pero sobretodo hemos sentido la emoción del fútbol. Gracias Valencia.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…